Skip to main content

Full text of "Juan Jose Leunda 1955 Titulos Meritos Trabajos Y Actuacion Docente"

See other formats


JUAN JOSE LEUNDA 

PROF. LIBRE DE CLIN. DE ENF. INFECCIOSAS 
DE LA 

FACULTAD DE MEDICINA 


TITULOS. MERITOS, TRABAJOS 

Y 


ACTUACION DOCENTE 


Relación presentada al H. Consejo de 
la Facultad de Medicina — con motivo 
del llamado a aspirantes para proveer 
la Cátedra de Profesor y Director de 
Clínica de Enfermedades Infecciosas. 


MONTEVIDEO 
JUNIO DE 1955 



JUAN JOSE LEUNDA 

PROF. LIBRE DE CLIN. DE ENF. INFECCIOSAS 
DE LA 

FACULTAD DE MEDICINA 


TITULOS, MERITOS, TRABAJOS 

Y 


ACTUACION DOCENTE 


Relación presentada al H. Consejo de 
la Facultad de Medicina — con motivo 
del llamado a aspirantes para proveer 
la Cátedra de Profesor y Director de 
Clínica de Enfermedades Infecciosas. 


MONTEVIDEO 
JUNIO DE 1955 




Sr. Decano de la Facultad de Medicina de Montevideo 
Profesor Julio García Otero 
De mi mayor consideración : 

De acuerdo con el llamado correspondiente para proveer la 
Cátedra de Profesor y Director de Clínica de Enfermedades Infec- 
ciosas, me es grato solicitar al Sr. Decano y por su intermedio al 
Honorable Consejo, mi inscripción como aspirante en el llamado 
a dicha Cátedra. 

Mi dedicación a la Clínica de Enfermedades Infecciosas, des- 
de hace más de treinta años, ha sido un imperativo vocacional que 
desde mi juventud ha regido toda mi vida profesional. 

Apenas recibido de médico, luego de abandonar mis activi- 
dades como practicante que tanto trabajo y tantas satisfacciones 
económicas me había deparado, me vi abocado a las preocupacio- 
nes de todos aquellos que recién graduados miran con entusiasmo, 
pero con temores su futuro. 

En ese momento el Profesor Bordoni Posse, que me conocía 
bien como practicante del Hospital Italiano, me ofreció su Jefa- 
tura de Clínica Médica, titular rentada; yo no la acepté por ra- 
zones de consecuencia hacia mi Maestro Scremini. 

El Profesor Scremini tenía interés también en incorporarme a 
su clínica, pero como en ese rfidnienió ¿no se hallaba vacante el 
cargo de Jefe de Clínica Titular, -tuve qi^e ocupar la Jefatura de 
Clínica A junta Honoraria, durante dos . qños. Este sacrificio eco- 
nómico, que en aquel momento jn'e era -do significación, lo realicé 
con agrado, porque desde esa ¿posipiárt cumplía con tres de mis 
anhelos fundamentales: aprender^ medicina general, enseñarla y 
ser consecuente con mis Maestros. 

En ese mismo período de mi vida,, el Maestro Morquio de 
quien había sido su interno, me ofrecía su Jefatura de Clínica Ti- 
tular, con la condición de que me dedicara totalmente a su Ser- 
vicio del Pereyra Rossell y no me dispersara en otros hospitales. 

Tampoco acepté la proposición del Maestro Morquio, que me 
significaba un beneficio económico, prefiriendo la calidad de Jefe 
de Clínica Adjunto Honorario, siempre que me permitiera traba- 
jar en el Pabellón de Enfermedades Infecciosas. 

Estos hechos de la iniciación de mi vida profesional muestran 
mi temprana preocupación por la docencia y demuestran además 
que desde esa época, yo me sentía atraído por la clínica de las 
infecciones, comprendiendo que ésta tiene como base fundamen- 
tal la clínica médica y que además debe ser integral en todos sus 


— 3 — 



diversos aspectos, razón por la cual me inicié con la Clínica In- 
fecciosa Infantil ,■ para completarla más tarde con la del adulto 
en el extranjero ( Hosp . Claude Bernard y Tropical de Hamburgo) 
y en nuestro medio en el Instituto de Epidemiología y de Enfer- 
medades Infecciosas. 

La importancia de la medicina general, de la fisiología y de 
la fisiopatologíai, es fundamental en la clínica de las infecciones. 
El especialista de infecciosos no puede limitarse sólo a conocer 
un agente patógeno y las reacciones directas que determina sobre 
un tejido. Las infecciones por factores relacionados al terreno, a 
la virulencia de los gérmenes, a su toxicidad, a las modificaciones 
tisulares universales, humorales, metabólicas o alérgicas, comprome- 
ten todos los tejidos del organismo y el clínico de infeccioso debiera 
ser con este concepto un especialista de todo lo polivisceral. De ahí 
la necesidad de ser fundamentalmente un internista, con vastos co- 
nocimientos de todas las especialidades: piel, oído-nariz y gargan- 
ta, circulatorio, respiratorio, sistema nervioso, etc., etc. 

Con ánimo de acercarme en la medida de las posibilidades a 
este ideal del clínico de infecciosos, he dedicado largas horas de 
trabajo a todos estos capítulos. Con ese fin, he aceptado ser in- 
cluido todos los años en los cursos de perfeccionamiento sobre 
“La infección y el sistema nervioso”; “La infección y el sistema 
circulatorio “El riñón en las enfermedades infecciosas “El 
pulmón infeccioso ”, etc., etc., y me he vinculado en forma per- 
manente y activa, con los Servicios de Clínica General ( médicos y 
quirúrgicos) — y con los distintos especialistas ; Scremini, Montes 
Pareja, Bordoni, Piaggio Blanco, Pía, V arela Fuentes, Purriel, 
Herrera Ramos, Mérola, Blanco Acevedo Larghero, Piqueréz, Sta- 
jano, etc., etc., y con las Cátedras y Servicios especializados de 
Quíntela, Alonso, May, Vignale, Surraco, Isasi, Velazco Lombardi- 
ni, Gaminara, Tálice, Domínguez, Matteo, García Capurro, Passey- 
ro, R. Canzani, etc., etc. 

Mi preocupación docente y mi vocación por el estudio de las 
enfermedades Infecto-Contagiosas, me impulsaron siempre a vin- 
cularme con la Facultad, en este capítulo de la docencia. 

En 1933 trabajaba en la preparación de sueros de convales- 
cientes en el laboratorio del Prof. Rosselló, cuando éste conociendo 
mis inclinaciones por la investigación y la enseñanza y mis deseos 
de vincularme a la Facultad, me sugirió la idea de presentarme 
al Consejo, solicitando una Cátedra Libre de Clínica de Enferme- 
dades Infecciosas * ya que la Cátedra Titular la ejercía el Prof. 
Claveaux y no existía, ni existe en la Facultad, el cargo de Prof. 
Agregado para dicha Cátedra. 

La sugerencia del Prof. Rosselló se materializó cuando en 
1934 solicité al Consejo dicha Cátedra Libre. 

Las autoridades de la Facultad ante esa solicitud dispusieron 
que yo cumpliera con una prueba de docencia, para la cual de- 
signaron un tribunal presidido por el Prof. Claveaux e integrado 


— 4 — 



por los Profs. Morquio, Mussio Fournier y Carlos Brito Foresti, 
antes quienes diserté sobre el tema que salió en el sorteo: “Las 
septicemias a estreptococus” . 

A raíz de esa prueba, el Consejo de la Facultad, con fecha 
14 de Agosto de 1934 me designó Profesor Libre de Clínica de En- 
fermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina. 

Este nombramiento marca un jalón en mi vida, porque desde 
ese momento he impartido en forma ininterrumpida la enseñanza 
clínica de las Enfermedades Infecciosas, tal I como consta en los 
antecedentes que obran en las carpetas del Consejo, ya que ha 
sido este organismo quien anualmente ha aprobado mi labor do- 
cente y me ha autorizado y estimulado a continuarla. Mis clases 
siempre han contado con asistencia numerosa, ya que a ellas con- 
curren los estudiantes reglamentados de la Clínica Infantil, según 
lo han acordado los Profesores de la materia y las autoridades de 
la Facultad, a los efectos de estudiar el capítulo vinculado con las 
infecciones; concurren además numerosos estudiantes y médicos, 
que desean profundizar sus conocimientos en esta rama de la 
medicina y muchos de ellos para presentarse en los concursos del 
M. de S. Pública o de agregación de la Facultad. 

Señor Decano: mi actuación docente integrada por cinco años 
de enseñanza de Medicina General; por treinta en la Clínica de En- 
fermedades Infecciosas Infantiles y por veinte años de enseñanza 
integral de las Enfermedades Infecto-Contagiosas con docencia cer- 
tificada y aprobada por la Facultad en la Cátedra Libre; mi expe- 
riencia que surge de mi actuación durante diez y ocho años en ca- 
rácter de Médico Jefe y Sub-Director del Instituto de Epidemiolo- 
gía y de Enfermedades Infecciosas; mis ciento cuarenta y cinco tra- 
bajos sobre problemas específicamente vinculados con la clínica de 
infecciones; mis múltiples cursos y conferencias dictadas en el país 
o en el extranjero, son las credenciales que justifican mi presenta- 
ción a este llamado de aspirante y corroboran mi esperanza de ser 
útil a la Facultad, donde aprendí medicina, amor a la ciencia y de- 
seo de superación. 

Aprovecho para saludar al Sr. Decano y por su intermedio al 
Honorable Consejo con mi consideración más distinguida. 

JUAN JOSE LEUNDA 


— 5 — 




TITULOS 


NACIONALES: 

1916 Bachiller en Ciencias y Letras. 

1920 a 1924 Practicante Interno. Concurso de oposición. 

1923 Médico Cirujano. Escolaridad: Muy Bueno con sobre- 
saliente. 

1924 a 1926 Jefe de Clínica Médica (adjunto) Prof. Scremini. 

1924 a 1927 Médico Suplente de Primeros Auxilios. 

1924 a 1928 Jefe de Clínica Infantil (adjunto) Prof. Mor- 
quio. (Médico del Pabellón de Enfermedades Infec- 
ciosas). 

1926 a 1928 Jefe de Clínica Médica (Titular) Prof. Scremini. 

1926 a 1928 Jefe del Servicio Inf. Contag. Hosp. P. Visca 
(Interino) . 

1928 a 1955 Jefe del Serv. Inf. Contag. Hosp. P. Visca (Titu- 
lar) por Concurso. 

1930 a 1945 Asistente de Clínica Infantil. Prof. Morquio. 

1932 a 1952 Director del Centro de Lucha contra la Difteria 
en el Uruguay. 

1934 a 1955 Prof. Libre de Clin, de Enf. Inf. de la Fac. de 
Medicina. 

1935 a 1948 Asist. de Clin. Inf. Profesores: Carrau, Zerbino 
y Burghi. 

1938 a 1945 Médico Jefe del Instituto de Enfermedades In- 
fecciosas. 

1938 a 1955 Asist. de la Clin, del Inst. de Enf. Inf. Prof. 
Claveaux. 

1945 a 1955 Médico Jefe y Sub Director del Inst. de Enf. 
Infecciosas. 

1945 a 1955 Asesor Especializado del Inst. de Pediatría. 

1947 Miembro de la Comisión Patrocinadora del 1er. Cong. 
de la Brucelosis. 

1948 Delegado Oficial al Congreso de Enf. Tropicales Wash- 
ington). 

1952 a 1955 Director del Centro y de Enf. Inf. Contagiosas 
del Niño (Hosp. P. Visca) con asistencia interna y do- 
miciliaria. 

1953 Director (Interino) del Hosp. P. Visca. 

1954 Director (Interino) del Ins. de Epidem. y Enf. Infec- 
ciosas. 


— 7 — 



EXTRANJEROS : 


1939 Socio Honorario de la Sociedad de Puericultura de Bue- 
nos Aires. 

1942 Miembro Honorario de la Sociedad Argentina de Pe- 
diatría. 

1942 Miembro del Consejo de Enf. Endemo-Epid. de Buenos 
Aires (Vocal). 

1949 Miembro Honorario de la Soc. de Pediatría de Córdoba. 

1952 Miembro Honorario de la Federación Arg. de Otorrino- 
laringología. 

1953 Experto en Cuarentena Internacional de la Organización 
Mundial de la Salud. 


— 8 — 



MERITOS 


CONCURSOS: 

1920 Practicante Interno de los Hospitales. Concurso de opo- 
sición. Ocupé en el primer puesto, igual número de pun- 
tos que tres de los concursantes. 

1928 Médico Jefe del Pabellón de Enfermedades Infecto Con- 
tagiosas del Hosp. Pedro Visca. Concurso de oposición. 

CARGOS POR DESIGNACION FUNDADA: 

1932 Director del Centro de Lucha contra la Difteria. Por 
competencia notoria. 

1934 Profesor Libre de Clínica de Enfermedades Infecciosas. 
Con prueba Docente ante Tribunal de la Facultad. 

1938 Médico Jefe del Instituto de Epidemiología y de En- 
fermedades Infecto Contagiosas. Por competencia no- 
toria. 

1945 Médico Jefe y Sub Director del Instituto de Epidemio- 
logía y de Enfermedades Infecto Contagiosas. 

OTROS MERITOS EN FUNCIONES OFICIALES: 

En la Facultad de Medicina: 

Miembro de Tribunal de Concurso para Jefe de Clínica 
de Infecciosos. 

Miembro de Tribunal de Concurso para Profesores Agre- 
gados de Pediatría. 

En el Ministerio de Salud Pública: 

Miembro de Tribunal de Concursos para Practicantes 
Internos. 

Miembro de Tribunal de Concursos de Médicos del In- 
terior. 

Miembro de Tribunal de Concursos para Médicos de la 
Capital. 

En el Ministerio de Instrucción Pública: 

Miembro de Tribunal de Concurso para Médicos del Con- 
sejo del Niño. 

CAMPAÑAS SANITARIAS: 

1930 Dirección y colaboración personal, en la Epidemia de 
Difteria en el Departamento de Treinta y Tres. 


— 9 — 



1931 Dirección de la Encuesta Sarampionosa en la 7° Sec- 
ción del Departamento de Montevideo. (Bol. del Con- 
sejo N. de Higiene 1931). 

1937 Dirección y colaboración personal, en la Campaña Sa- 
nitaria contra la Epidemia de Difteria de Colonia (Ro- 
sario). 

1940 Campaña Sanitaria contra la Difteria en la República. 
El Director de la Lucha recorrió en auto todos los De- 
partamentos. Organizó un Tren Sanitario. Se efectua- 
ron conferencias, propaganda radial y escrita: cine, 
afficlies, murales y en el campo práctico de la sanidad 
se realizó una intensa campaña profiláctica de vacu- 
nación. 

1943 Dirigió la campaña contra la Poliomielitis en el Salto 
en la faz aguda, colaborando más tarde con el Dr. Ca- 
ritat en los períodos de recuperación. 

1945 Enviado por el Ministerio de Salud Pública conjunta- 
mente con los Dres. Claveaux, Schiaffino y Carlos Ma- 
ría Rossi, asistimos a más de 70 enfermos en Castillos y 
15 en Rocha, tomando las medidas sanitarias que acon- 
seja la Salud Pública. 

1947 La Epidemia de Viruela iniciada en los pueblos de Ca- 
nelones y de San José para extenderse luego hasta Mon- 
tevideo determinaron varios centenares de enfermos, y 
obligaron a la instalación de un Anexo del Instituto, 
(Filtro de Bulevard y Cufré) donde se atendieron 31 
enfermos, que estuvieron bajo mi vigilancia directa. 

CENTROS PROFILACTICOS: 

1932 El Centro de Lucha contra la Difteria en el Uruguay, 
es un organismo curativo y profiláctico que ha realiza- 
do una intensa obra Médico-Social. Su organización y 
su funcionamiento, reglamentado por su Director, fué 
aprobado por el Ministerio de Salud Pública. La labor 
que ha realizado está consignada en los informes y en 
los trabajos que presentamos. 

Sobre el juicio que ha merecido la jerarquía de este organis- 
mo, prefiero transcribir lo que publicó el gran Maestro Araoz Al- 
faro en “La Nación” de Buenos Aires, en Junio de 1935 referen- 
te al Centro Antidiftérico. “En la vecina Capital del Uruguay, don- 
de hubo en los últimos años cierta alarma por casos numerosos 
de difteria grave, se ha creado como dependencia de la Asisten- 
cia Pública, un Centro de Lucha contra la Difteria que funciona 
en el Hosp. P. Visca y que es un modelo de organización. Cuenta 
con pequeñas salas para hospitalizar a los enfermos, un consul- 
torio anexo, un Laboratorio especializado destinado al análisis de 
los exudados o de las secreciones de la garganta o de la nariz y 


— 10 — 



un servicio médico permanente. En cualquier momento del día 
o de la noche, a un llamado telefónico, el personal especial (y es- 
pecialista en difteria) está a disposición del público, gratuitamen- 
te o cobrando honorarios muy moderados, según la posición de la 
familia. En sólo dos años se han hecho más de 28.000 análisis en 
ese Laboratorio, al que acuden todos los médicos de Montevideo, 
de clientela pobre y de clientela rica, seguros de encontrar una 
particular competencia y el celo entusiasta de su Director, el Dr. 
Leunda y de todo el personal que de él depende. Un Servicio aná- 
logo debiera existir en Buenos Aires.” 

El distinguido Profesor argentino Raúl Cihils Aguirre publi- 
có en la “Semana Médica Argentina” Agosto de 1935 lo siguiente: 
“En la República hermana, donde constantemente nos aventajan 
no sólo en la legislación sino también en la práctica de su aplica- 
ción, en una serie de medidas sociales de vital interés, el Minis- 
tro de Salud Pública, Dr. Blanco Acevedo, ha secundado admira- 
blemente la iniciativa del Dr. Leunda, prestándole todo su apoyo 
y colaboración. Y el Centro de Lucha contra la Difteria, creado en 
1932, justamente en el momento en que mis comunicaciones a la 
Sociedad de Pediatría, encaraban la urgencia de intensificar la 
campaña antidiftérica, etc. etc. 

Ese Centro de Lucha contra la Difteria, constituye hoy un mo- 
delo de organización y eficacia, que debiéramos imitar, buscando 
los resortes necesarios para ello.” 

COMISIONES DE LUCHAS PROFILACTICAS: 

Durante los últimos 20 años he formado parte de casi todas 
las Comisiones de Luchas Profilácticas del Ministerio de Salud 
Pública. 

Miembro de la Comisión de la Lucha contra la Difteria. 
Miembro de la Comisión de la Lucha contra el Sarampión. 

Miembro de la Comisión de la Lucha contra la Poliomielitis. 

Miembro de la Comisión de la Lucha contra la Brucelosis. 

Miembro de la Comisión de la Lucha contra la Tifoidea. 

Miembro de la Comisión de la Lucha contra la Viruela. 

Miembro de la Comisión de la rehabilitación de inválidos. 

Miembro Ejecutivo de la Lucha Contra la Parálisis. 

DISERTACIONES RADIALES: 

En el Ministerio de Salud Pública. 

En casi todas las Campañas Profilácticas contra las enferme- 
dades infecciosas he ocupado diferentes micrófonos para exor- 
tar a la población sobre las medidas de profilaxis que acon- 
seja la Higiene Pública. 

En la Facultad de Medicina. 

Conferencia radial sobre profilaxis en la “Semana de la Hi- 


— 11 — 



giene” Facultad de Medicina: Cátedra de Higiene — 1947. 
“Stand” sobre la “Difteria y su Profilaxis”. Palacio Salvo — 
1934. 

“Stand” sobre “Nuestra Difteria”. Congreso de Pediatría — 1951. 
“Stand” sobre “Profilaxis de la Difteria”. Exposición de la Sa- 
lud organizada por los estudiantes de 6 9 Año de la Fac. de 
Medicina — 1954. 

OTROS MERITOS EN FUNCIONES SOCIALES. 

1930 Fundador de la Policlínica de Carrasco, con la Sra. Rosa 
Lanza de Varela Acevedo (para pobres). 

1942 Fundador de la Policlínica del Cerrito de la Victoria, 
con las Religiosas Hermanas Dominicas, (frente al San- 
tuario). Obra médica, profiláctica y social importante, 
gratuita para los pobres. 

VIAJES DE ESTUDIO. 

Desde octubre de 1928 hasta marzo de 1930 realicé un viaje 
de estudios a Europa, con la finalidad de completar mis cono- 
cimientos en las enfermedades infecciosas. 

Concurrí regularmente, durante un año al Hospital “Claude 
Bernard” de París siguiendo los cursos que sobre enfermeda- 
des infecto contagiosas dictaba el Prof. Pierre Teissier. 

Los miércoles concurría al Hospital “Enfants - Malades” para 
asistir a las clases que sobre enfermedades infecto contagiosas 
dictaba el joven Prof. Jean Hutinel. 

En “Enfants-Assistes’ con Lereboullet y en la Escuela de Pue- 
ricultura, con Marfan amplié mis conocimientos en las infec- 
ciones. 

Mis inclinaciones por el pulmón crónico no tuberculoso, me 
llevaron al Hospital “Hérold” con Armand de Lille donde fui 
encargado (con instrumental personal) de las broncografías li- 
piodoladas en los niños del Hospital. 

Durante ese viaje hice una estadía de un mes en el “Hospital 
Tropical de Hamburgo” donde conocí a Schottmuller y llegué 
hasta Dinamarca, con Miguel Rubino, para aprender con Mad- 
sen, en el Instituto Serológico de Copenague, las técnicas de 
la investigación del Bordet, en el diagnóstico de la tos convulsa. 
Luego completé en París, en el Instituto Pasteur, con Dujarric 
de la Riviere, mis conocimientos para la preparación de los 
medios para la investigación del Bordet y de los otros gérme- 
nes Hemoglobinófilos. 

En el año 1948 concurría al Congreso de Washington, sobre En- 
fermedades Tropicales, como Delegado Oficial del Gobierno 
Uruguayo. 

Aproveché ese viaje para permanecer en los U.S. seis meses, 


12 — 



con la finalidad de completar mis conocimientos sobre las en- 
fermedades infecciosas. 

Becado por el Gobierno Norte Americano se me fijó un “trip- 
tico” de estudios: 

New York: En el Hospital Willard Parker de Enfermedades Inf. 
Contagiosas, estuve interno y como Médico de guardia durante 
un mes. 

En esa estadía concurrí además, al “Bellevue Hosp.” para es- 
tudiar con la Dra. Lincoln, el tratamiento de la meningitis tu- 
berculosa. 

Además, concurrí al Rockefeller, con Taylor, para estudiar vi- 
rus y a la Universidad de Columbia para estudiar técnicas y 
procedimientos profilácticos. 

New Ha ven: Estudié clínica de enfermedades infecciosas y enfer- 
medades a Virus con John Paul (el de la reacción serológica 
de la mononucleosis) . 

Filadelfia: En el Hospital General donde era Director el Dr. Luc- 
chesi, estudié infecciones y asistí a los cursos de Chevalier 
Jackson en el Hosp. “Temple University” con la finalidad de 
aprender técnicas de laringo-broncoscopía. 

Boston: Me puse en contacto con los grandes virólogos. Estudié 
Poliomielitis con Aycock y otros virus con Gordon. 

Albany: Los cuatro Hospitales generales tienen cada uno de ellos 
secciones de Infecto-Contagiosos. El Dr. Korns me ilustra so- 
bre las diarreas estafilocócicas y virósicas. El Dr. Gordon tra- 
baja en virus respiratorios y me proporciona, por intermedio 
de la “Comisión de Enfermedades Respiratorias Agudas” to- 
dos los trabajos sobre virus respiratorios. 

Detroit: Concurro al Hospital de Infecciosos “Hermán Kiefel”. 
Con el Profesor Top veo el gran número de Poliomielitis hos- 
pitalizados y otras infecciosas. Por sugestión del Profesor Cla- 
veaux visito la “planta de purificación” construida de 1930 a 
1935 y que costó 30 millones de dollares. Es semejante a la 
de Washington, pero más chica. 

Ann Arbor: Estudié virus con Thomas Francis. Ann Arbor es una 
interesante ciudad universitaria. 

New Orleans: En el Charity Hospital (similar a nuestro Hospi- 
tal de Clínica) estudié enfermos infecciosos con Lewis Thomas. 

Montgomery: Antiguo Centro de la Rabia de U.S. Tiene un im- 
portante Laboratorio Virósico y su Director, la Dra. Beatrice 
Howitt, trabajaba en reinfecciones del virus de la Poliomielitis. 


— 13 — 



Atlanta: El “Veterana Hospital” es un centro importante de in- 
vestigación. 

Washington: En el “Bethesda-Maryland”, vi a Smadel haciendo 
las primeras investigaciones de la aplicación de la cloromice- 
tina en la tifoidea. 

El Dr. León Atlas estudiaba los virus del “Common Coid”. 

El Dr. Armstrong estudiaba la influenza y con León Jacobs 
me interesé sobre los problemas de la toxoplasmosis. 

Además, durante esta estadía asistí al Congreso de Poliomielitis 
de New York. 

Antes de regresar a mi País hice un viaje rápido New York-Pa- 
rís, 20 días. Concurrí nuevamente al clásico Hospital de In- 
fecciosos de París al “Claude de Bernard” que yo había deja- 
do hacía 18 años. Ya no encontré más a Teissier, pero había 
allí dos hombres de ciencia: Mollaret clínico e investigador in- 
quieto y entusiasta y A. Laporte con un reposo y una prepara- 
ción clínica extraordinaria. 

BECAS. 

1948 El Gobierno Americano me confió una Beca y me indi- 
có un “triptico” con la finalidad de visitar los principa- 
les Centros Científicos Americanos que ya he mencio- 
nado, relacionados con los Laboratorios de Virus y con 
los Centros de Hospitalización de las Enfermedades 
Infecciosas. 

Misiones Oficiales. 

1928 Encargado de estudiar la “Organización Hospitalaria” 
de los enfermos Infecto Contagiosos en Europa. Minis- 
terio de S. Pública. 

1942 Delegado de la Facultad de Medicina al Congreso de 
Enf. Endemo Epidémicas. B. Aires. 

1942 Delegado de la Sociedad de Pediatría a la XI Jornada 
Rioplatense de Pediatría. 

1948 Delegado del Gobierno Uruguayo a la Conferencia de 
Enfermedades Tropicales: Washington. 

1948 Encargado por la Fac. de Medicina para estudiar la “En- 
señanza de las Enfermedades Infecto Contagiosas en U.S. 
1948 Encargado por el M. de S. Pública para “Estudiar la 
Organización Hospitalaria de las Enfermedades Infecto 
Contagiosas en U.S.”. Informe presentado en Pediatría 
y al Ministerio. 

Otras Distinciones Científicas 
Nacionales : 

Delegado del M. de S. Pública en varios Congresos Sanitarios. 


— 14 — 



Delegado del M. de S. Pública en varias Reuniones de Directo- 
res Departamentales. 

Delegado del M. de S. Pública ante la Reunión de Sociedades 
Científicas destinada al estudio de la epidemia de Tifoidea del 
año 1943 - 1944. 

Delegado del M. de S. Pública en las Sociedades Médicas (me- 
dicina, cirujía y especialidades) para tratar el problema vincu- 
lado al “Uso indiscriminado de los antibióticos”. 

Miembro de la Comisión de estudio y lisitación del M. de S. 
P. en el renglón: Sueros y Vacunas: 1952. 

Miembro de la Comisión Calificadora para el Escalafón de 
Med. Preventiva y de Med. Higienistas del M. de S. P. - 1954. 
Miembro de la Comisión Asesora y Coordinadora de la “Es- 
cuela de Nurses”. “Dr. Carlos Nery” con la finalidad de re- 
glamentar el ejercicio de la Profesión de Nurse y las bases 
mínimas de su preparación. 1954. 

Presidente del Comité Ejecutivo del Min. de S. Pública Na- 
cional Industrial. 

Extranjeras : 

Encargado por las Delegaciones Extranjeras del discurso de 
Agradecimiento en el banquete de clausura del Congreso de 
Enfermedades Endemo Epidémicas. Buenos Aires. 1942. 
Presidente en la Sesión terminal del 2 9 Cong. de Enf. Endemo- 
Epidémicas de B. Aires y encargado del discurso de clausura, 
haciendo un juicio crítico de los trabajos presentados en el 
Congreso. 1947. 

Invitado de Honor al Congreso de Otorrinolaringología Argen- 
tino 1952. 


15 — 




ACTUACION DOCENTE 

EN LA FACULTAD DE MEDICINA. 

En Clínica Médica: Proís. Scrimini y Montes Pareja: estudié 
y enseñé cinco años Medicina General: Tres años como 
Jefe de Clínica Titular y dos como Adjunto. 

En Clínica Infantil: Proís. Morquio y Bonaba: Servicios de 
Enfermedades Infecto Contagiosas Infantiles. Estudié y en- 
señé Enfermedades Infectto Contagiosas Infantiles: cinco 
años, como Jefe de Clínica Adjunto; quince años como 
Médico Asistente y diez años como Médico Asesor Especia- 
lizado. 

En el Instituto de Epid. y de Enf. Inf. Contagiosas : Prof. Cla- 
veaux: estudié y enseñé Clínica de Enf. Inf. Cont. de 
adultos, diez y ocho años: en carácter de Médijo Jefe, de 
Sub Director y de Asistente de la Facultad en el Instituto. 

En la Clínica Libre de Enf. Inf. Contagiosas (Hospital P. Vis- 
ca) estudié y enseñé Clínica de Enf. Inf. Contagiosas du- 
rante veinte años. Efectué todos los años (los jueves) fren- 
te a un alumnado numeroso, de estudiantes y de médicos, 
cursos completos. 

De esta labor docente informé detalladamente todos los 
años a la Facultad, que con la aprobación del Consejo y 
con notas, a veces laudatorias, me siguió autorizando esta 
enseñanza clínica. 

Han colaborado en estos cursos de Clínica Libre, en dife- 
rentes años, muchos Profesores de la Facultad: Piaggio 
Blanco, Varela Fuentes, J. Morelli, Tálice, López García, 
García Capurro, Tiscornia, Ledesma, Barberousse, Salvera- 
glio, Ossimani, etc. y muchos médicos especializados, Dres. : 
Apolo, Sicardi, Bazzano, R. Canzani, Duomarco, Crotto- 
gini, H. Ardao, Matteo, Faral, Martínez Prado, Fossatti, 
Panizza, Raggio, etc., etc. 

Colaboración a otras Clínicas de la Facultad ( clases y conferencias ) 

Médicas: Servicio del Prof. Pía. 

Servicio del Prof. Piaggio Blanco 


— 17 — 



Servicio del Prof. Purriel 
Cátedra del Prof. Herrera Ramos 

Quirúrgica: Servicio del Prof. Blanco Acevedo. 

Servicio del Prof. Stajano 

Infantiles: Clínica Infantil a cargo de los Proís. Morquio, Bo- 
naba, Peluffo, Ramón Guerra, Marcos y Saldún de Ro- 
dríguez. 

En la “ Escuela Universitaria de Enfermería”: Clases sobre 
clínica y profilaxis de las enfermedades infecciosas. 

En el Ministerio de Salud Pública: Cursos sobre enfermeda- 
des infecciosas (clínica y profilaxis) para Enfermeras, 
para Nurses, para Visitadoras, para Estudiantes ,para In- 
ternos, para Médicos. 

En otros organismos: Inst. Int. Am. de Protección a la In- 
fancia: Prof. de Seminario de trabajos, sobre Profilaxis 
de Enf. Inf. Contagiosas. 

Cursos para las Enfermeras de la Cruz Roja. 

Cursos para las Ex-alumnas del Colegio de las H. H. Do- 
minicas. 

Mesas Redondas: En casi todas las Mesas Redondas, organi- 
zadas por las Clínicas de la Facultad de Medicina, del M. 
de S. Pública o por la Sociedad de Pediatría, vinculadas 
con las infecciones (sobre sarampión, rubéola, tétanos, ti- 
foidea, parálisis, etc.), he tenido intervención activa, ofi- 
ciando generalmente como Presidente de Mesa. 

En el Extranjero: En el Hospital “Enfants Assistés” de París 
presentado por el Prof. Lereboullet, (1929), dicté una cla- 
se sobre “Broncografía Lipiodolada en la Infancia”, con 
instrumental personal. 

En la Argentina (1939), invitado por el Sr. Decano de la 
Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires, para dic- 
tar conferencias sobre Difteria, realicé cuatro : 

“La Difteria Maligna”, Cátedra del Prof. M. Acuña. 

“La Difteria tráqueo-brónquica”, Cát. Prof. Cibils Agui- 
rre. 

“La Vacunación Antidiftérica” Soc. Arg. de Pediatría. 
“La Difteria en el Lactante”, Soc. Arg. de Puericultura. 
En Córdoba (1946) por invitación del Titular de la Cáte- 
dra de Epid. y Enf. Infecciosas Prof. Villafaña Lastra y 
del Titular de Pediatría José M. Valdes, dicté tres con- 
ferencias : 

“El Circulatorio en la Difteria”, Clin. Infantil Prof. Val- 
“E1 Circulatorio en la Difteria”, Clin. Infantil Prof. 
Valdes. 


— 18 — 



“La Infección Urleana”, Clin, de Epid. y Enf. Infec. Prof. 
Villafaña Lastra. 

“La Angina Monocítica”, Clin Otorrino Prof. A. Sosa. 
Invitado de Honor por la Federación Argentina de Oto- 
rrinolaringología para efectuar una conferencia en el 
Congreso (1952) traté el tema “Alteraciones buco-farín- 
geas en las hemopatías”. 

Material Complementario de la Docencia. 

Mis clases cuentan siempre con un abundante material 
gráfico, preparado en el Laboratorio de Fotografía de la 
Facultad o particularmente: cuadros con clasificaciones 
clínicas, con estadísticas, esquemas anatómicos o fisio-pa- 
tológicos o de diagnóstico diferencial, fotos, dia-positivos 
y cine ilustrativo. 


— 19 — 




ACTIVIDADES EXPERIMENTALES 
Y DE INVESTIGACION 

Preparación de Sueros de Convalescientes en las Enf. Inf. Con- 
tagiosas. 

Desde el año 1924 (en col. con Bonaba) en la Clínica de Mor- 
quio, me dediqué a la obtención y preparación de los sueros 
de convalescientes: Sarampión, Escarlatina, Poliomielitis, In- 
fección Urleana, Coqueluche, etc., con fines profilácticos y 
curativos. El Prof. Rossello me facilitó su laboratorio de la 
Facultad para esos fines. Lo resultados de nuestras investi- 
gaciones fueron consignados en diferentes trabajos: “Los sue- 
ros de convalescientes en las enfermedades infecto contagio- 
sas de la infancia”, Anal, de la F. de M. 1927-1928. 

Estudio Clínico , Bacteriológico y Biológico de la Epid. de Difteria 
de 1928. 

Memoria original — Clínica y de Investigación (en col, M. Ru- 
bino), donde se estudia la relación de la difteria maligna, con 
el poder toxínico del B. de Loeffler; el rol de las asociaciones 
microbianas y los diferentes caracteres morfológicos del Baci- 
lo, bien identificado. 

La Inyección transglótica de Lipiodol. 

Construcción de un instrumental original y personal, para la 
inyección transglótica de lipiodol. La casa Collin de París “Ga- 
zette Medícale de France 1930” perfeccionó las cánulas y je- 
ringas construidas por nosotros desde 1925. Con el instrumen- 
tal de Leunda se trabaja en el Hosp. Herold de París y en otros 
hospitales de Europa y de América (Argentina) . 

La Inmunidad en la Difteria. 

Trabajo de investigación inmunológico. En una monografía que 
presentamos “Epidemiología y Profilaxis de nuestra Difteria” 
curso de perfeccionamiento de la Clínica Infantil — 1945 — 
mostramos la gran receptividad de nuestro pueblo a la difteria. 


— 21 — 




JUICIOS SOBRE MI ACTUACION 
DOCENTE Y TECNICA 

NACIONALES : 

De la Facultad , sobre mi enseñanza en la Clínica Libre de 
Enfermedades Infecciosas. 

“Sr. Prof. Litre Dr. Juan José Leunda: Tengo el agrado 
de trascribir a Ud. el informe producido por el suscripto 
referente a la enseñanza dictada por Ud. en la Clínica Li- 
bre de Enfermedades Infecciosas del Hosp. Visca duran- 
te el año 1938. Dice así el informe de la referencia: Sr. 
Decano: Estudiando el informe del Prof. Libre Dr. Leun- 
da se llega a .la conclusión de que realiza una labor de 
gran utilidad y eficacia siendo por lo tanto beneficioso 
para la Facultad, autorizar, como lo pide, un nuevo cur- 
so. Julio García Otero. Decano “abril 28 de 1939.” 

De 1a. Facultad, sobre mi enseñanza en la Clínica Libre de En- 
fermedades Infecciosas. 

“Sr. Profesor Libre Dr. Juan José Leunda: El informe 
de “La Comisión de Enseñanza de la Facultad” considera 
que la labor docente del Dr. Juan José Leunda compren- 
de además de un curso completo de Clínica de Enferme- 
dades Infecciosas, una actuación de intercambio Nacional 
y en el Extranjero de la que conviene dejar constancia 
en forma elogiosa para el Prof. Libre Dr. Juan José Leun- 
da. Chifflet (Decano) 1947.” 

Felicitación del Decano de la Facultad de Medicina, 

En sección del 13 del corriente (Julio) el Consejo Direc- 
tivo de la Facultad de Medicina, resolvió felicitar a Ud. 
por su brillante actuación en la Facultad de Ciencias Mé- 
dicas de B. Aires. Julio García Otero. Decano. 1939.” 

Felicitación del Decano de la Facultad de Medicina. 

Sr. Prof. Libre Dr. Juan José Leunda. De mi considera- 
ción: “Tengo el agrado de transcribir a Ud., la nota en- 
viada a éste Decanato por la Facultad de Ciencias Médi- 


— 23 — 



cas de Córdoba, con motivo de su reciente actuación en 
la misma: “Córdoba setiembre 26 de 1946: Sr. Decano 
de la Facultad de Medicina de Montevideo. Tengo el 
agrado de dirigirme al Sr. Decano para poner en su co- 
nocimiento la destacada actuación que le cupo al Sr. Pro- 
fesor Dr. Juan José Leunda, Docente Libre de Clínica de 
Epidemiología de esa Facultad, durante su permanencia 
en esta ciudad, especialmente invitado por esta Casa de 
Estudios, conforme con la solicitud que en ese sentido ho- 
cieran los Profesores de Pediatría Dr. José María Valdés 
y de Clínica Epidemiológica Dr. Tomás de Villafañe Lastra. 
El prestigioso Profesor no sólo dictó conferencias en la 
Cátedra de Pediatría, de Clínica Epidemiológica y en la 
de Otorrinolaringología que pusieron una vez más de ma- 
nifiesto su vasta experiencia y su gran capacidad, sino que 
realizó visitas de Sala en Pabellones de Enfermedades In- 
fecto Contagiosas, examinando gran número de enfermos, 
discutiendo diagnósticos, tratamientos y pronósticos de los 
mismos, en presencia de médicos, mostrando técnicas nue- 
vas que a no dudar serán de gran utilidad para nuestro 
medio. Aunque es conocida ya la personalidad científica del 
Dr. Leunda, me complazco en destacar su eficientísima ac- 
tuación entre nosotros y en presentar al Sr. Decano el re- 
conocimiento de esta Facultad, por la brillante colaboración 
prestada por este prestigioso Profesor, así como la inquie- 
tud y el estímulo que ha sabido despertar y que no lo 
dudo, contribuyen a renovar nuestra simpatía por el Uru- 
guay y a afianzar el gran concepto que tenemos de la 
Medicina Uruguaya. Saludo al Sr. Decano con mi consi- 
deración más distinguida. Firmado Dr. José M. Urrutia. 
Firmado Dr. Carlos E. Pizarro. Secretario.” 

Con tal motivo y al felicitarlo por el éxito por Ud. ob- 
tenido, me es grato suscribirme de Ud. con mi más aten- 
ta consideración. Abel Chifflet. Decano. Octubre 7 de 1946.” 

EXTRANJEROS : 

Sobre la actuación del Dr. Leunda en la Argentina invitado 
por la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires , para 
hacer conferencia sobre Difteria. 

Arch. de Ped. del Uruguay (1939) transcribe el juicio que 
le mereció a “Arch. Arg. de Ped. la actuación del Dr. Leun- 
da en la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires”. 
El Dr. Juan José Leunda Profesor Libre de Enfermeda- 
des Infecciosas y Director del Centro de Lucha Contra la 
Difteria en Montevideo, puso en evidencia su profunda 


— 24 — 



versación en materia de Difteria, sus condiciones de ob- 
servador inteligente y sus dotes de expositor. El distin- 
guido visitante uruguayo, que fué discípulo brillante de 
Morquio, se ha destacado también por sus estudios sobre 
los síndromes tráqueo-brónquicos en el niño, iniciados en 
París, cuya originalidad e ingenio (instrumental ideado 
por él) ha sido reconocido y valorado en Francia y en 
otros países.” 

Juicio del Profesor Araoz Alfar o. 

Con motivo de la conferencia realizada en la Soc. Arg. 
de Pediatría sobre vacunación anti diftérica (1939), el 
Maestro Araoz Alfaro expresó: 

(Arch. de Ped. del Uruguay) . “El elogio de la comunica- 
ción y de su autor refiriéndose a los largos años de tra- 
bajo constante e inteligente del Dr. Leunda y sus cola- 
boradores. Solicitó un voto de aplauso para el Gobierno 
Uruguayo que implantó el Centro Antidiftérico a cargo 
del Dr. Leunda.” 

Felicitaciones del Profesor de la Clínica Epidemiológica de 

Córdoba con motivo de las Conferencias dictadas. 

Córdoba 23 de setiembre de 1946. Sr. Profesor Dr. Juan 
José Leunda. “Aún perdura el grato recuerdo de su es- 
tadía en ésta y los comentarios conceptuosos por todas 
sus Conferencias. Ha sabido Ud. despertar una gran in- 
quietud en el espíritu de nuestros jóvenes. Yo le agra- 
dezco por todo ésto su colaboración. Tomás Villafañe 
Lastra.” 

Carta del Prof. de la Clin. Infantil de Córdoba a la Soc. de 

Ped. de Montevideo. 

“Nuestra Sociedad tiene un muy alto Honor de haber re- 
cibido en su seno al Prof. Libre Dr. Juan José Leunda, 
quién además de haber dejado en nuestro medio una ex- 
presión categórica sobre el alto nivel científico de la Es- 
cuela Pediátrica Uruguaya, ha ratificado por sus excelen- 
tes prendas personales, la amistad y cordialidad como 
también la mucha estima entre los Pediatras Orientales 
y los de nuestra Provincia mediterránea.” José María 
Valdés.” 1946. 

Carta del Pte. de la Soc. de Ped. de Córdoba al Prof. Dr. Juan 
José Leunda. 

“De nuestra mayor consideración: Nos es grato dirigirnos 
a Ud. agradeciéndole la magnífica serie de Conferencias 


— 25 — 



que sobre los temas: “La Difteria y sus complicaciones”, 
“La infección Urleana”, “La angina Monocítica” y “Epi- 
demiología de la Difteria”, nos ha obsequiado Üd., de- 
jando así asentado una vez más el alto concepto que aquí 
se tiene de la Medicina Uruguaya y de los valores huma- 
nos que la realizan. La Soc. Argentina de Pediatría (Fi- 
lial Córdoba) ha resuelto designarlo Miembro Honora- 
rio de la misma, para ratificar de esta manera los víncu- 
los de afecto y estimación entre la Pediatría Uruguaya y 
la Cordobesa, como también para concretar con esta de- 
signación el alto concepto que Ud. dejara en nuestro me- 
dio. Prof. José M. Valdés. Presidente. Octubre 5 de 1946.” 

Carta del Pte. Ejecutivo del 2° Congreso de Enf. Endemo- 
Epidémicas de B. Aires al Prof. Libre Dr. Juan José 

Leunda. 

“Ud. ha dejado una óptima impresión entre los colegas ar- 
gentinos por su actuación y por el Discurso de Clausura, 
que constituyó un modelo, por la ecuanimidad de sus jui- 
cios, la solidez de sus conceptos y por el fondo espiritual 
afectivo que encerraba gran parte de él. “Prof. H. Ru- 
giero. Noviembre 17 de 1947. 


— 26 — 



TRABAJOS Y CONFERENCIAS 

1 “Pseudo ascitis con edemas en el lactante”. Soc. de Ped. 
24/IV/1924. 

2 “Orquitis escarlatinosa en el niño”. Soc. de Ped. 17/VI/1924. 

3 “Dermatitis pénfigoideana y exfoliatriz recidivante”. Soc. de 
Ped. 17/VI/1924. 

4 “Enfermedad del suero y anti-sueroterapia”. (En col. Dr. Zer- 
bino) Soc. Ped. 15/VI/1924. Anal. F. Med. X y XII 1924. 

5 “Papiloma laríngeo en el niño”. Soc. de Ped. 18/IX/1924. 

6 “Pleuresía purulenta en la escarlatina”. Soc. de Ped. 1924. 

7 “Meningitis seudo-tuberculosa. Meningitis linfocitarias”. Soc. 
de Ped. XII/24. 

8 “El carbunclo en el niño”. Soc. de Ped. IV/1925. 

9 “Sero-profilaxis en el sarampión”. Soc. de Ped. VI/1925. 

10 “Encefalitis aguda mortal en el curso de la tos convulsa”. (En 
col. Prof. Bonaba) Soc. de Ped. 20/VIII/1925. Arch. L. A. 
Ped. 1925 

11 “La difteria faringo-laringo-tráqueo-brónquica” Soc. de Ped. 
VIII/1925. 

12 “La difteria en el recién nacido”. Soc. de Ped. 22/X/1925. 
Arch. L. A. Ped. 1925. Este trabajo se refiere a un caso excep- 
cional de difteria en el recién nacido, al cuarto día de vida, 
con Schick del niño positivo y Schick negativo de la madre, 
en una difteria rino-faríngea, bien identificada por los cul- 
tivos Este caso ha sido comentado por el Maestro Marfan en 
libros y revistas. 

13 “Quiste hidático del hígado abierto en las vías biliares”. (En 
col. Dr. Domínguez) Soc. de Ped. 18/VI/1926. Arch. L. A. 
Ped. 1926 

14 “Ulceración chancroide de la lengua por asociación fuso-es- 
pirilar Soc. de Ped. VIII/1926. 

15 “Falso crup repetido terminado en crup verdadero”. Soc. de 
Ped. 1926. 

16 “La infección sifilítica”. Manifestaciones cutáneas mucosas de 
la sífilis en el niño. Conferencia pronunciada en el curso de 
perfeccionamiento de la Clin. Inf. 27/VII/1926. 

17 “Estenosis laríngea recidivante por hipertrofia del timo”. Soc. 
de Ped. VI/1927. 

18 “Profilaxis del sarampión”. (En col. Dr. R. Berro) Soc. de 
Ped. X/1927. Bol. del C. de Higiene 1927. 

19 “Dos casos de parálisis diftérica en el adulto tratados por las 


— 27 — 



mezclas anatoxina y suero. (En col. Prof. Scremini y E. Ana- 
ya) Rev. M. del Urug. VI/1927. 

20 “Los sueros de convalescientes en las enfermedades infecto- 
contagiosas”. Soc. de Ped. 15/XII/1927. Anal, de F. de M. 
1927-1928. 

21 “La difteria en el Hospital Pedro Visca”. Soc. de Ped. VI/1928. 
Este trabajo denuncia los primeros casos de Difteria Malig- 
na aparecidos en el Uruguay. (Hosp. P. Visca IV/1928). El 
Profesor Morquio escribió al año siguiente “el Dr. Leunda 
ya describió desde el año pasado, los primeros casos de Dif- 
teria Maligna aparecidos en nuestro medio’.’ 

22 “Dilatación brónquica y pleuresía mediastínica”. (En col. 
Dr. Carrau) Soc. de Ped. IV/1928. 

23 Sindrome secundario de la difteria maligna. (En col. Prof. 
Herrera Ramos). Soc. de Ped. IV/1928. 

24 “Laringitis hepética y crup”. Soc. de Ped. 29/VIII/1928. 
Arch. L. A. de Ped. 1928. 

25 “La Difteria en el Uruguay”. Estudio clínico bacteriológico 
y biológico de nuestra difteria. (En col. con M. Rubino y 
Moreau). Soc. de Ped. 28/VI/1929. Arch. L. A. de Ped. 1929. 
Trabajo original de investigación 

26 “Dilatation bronchique chez l’enfant donnant une image 
de pleuresie mediastine”. (En col. con Carrau) . Trabajo 
leído en “Societé Medícale des Hospitaux de París” presen- 
tado por Armand - Delille. Bull. et. Mem. de la Soc. Med. 
des Hop. de París 17/1/1930. Este trabajo tuvo una buena 
acogida en la Sociedad e intervinieron en la discusión los 
Profesores: Sergent, Rist y Armand Delille. 

27 “La broncografía lipiodolada con una nueva técnica”. Soc. 
Med. des. Hop. París 10/1/1930. 

28 “Inyection intra bronchique de Lipiodol chez l’enfant au 
moyen d’une nuvelle tecnique”. (En col. con Armand Deli- 
lle) . Presse Med. 15/III/1930. 

29 “Sur les syndromes asphyxiques recidivantes par Sténose 
Laryngo Tracheale et sur L’Hypertrophie du Thymus”. Le 
Nourrisson. Mai-1930. 

30 “La epidemia de Difteria en Treinta y Tres”. Informe eleva- 
do al Consejo de Higiene sobre la misión que me confiara 
en la dirección técnica de la Delegación Sanitaria, que con- 
currió al departamento de Treinta y Tres. Bol. del C. N. de 
Higiene. 1930. 

31 “Tratamiento del crup”. Soc. de Ped. 26/XII/1930. Arch. de 
Ped. del Urug. 1930. 

32 “La broncografía lipiodolada”. Reunión de la Soc. de Pedia- 
tría en homenaje al Prof. Roberto Debré, que presidió la 
sesión. Soc. de Ped. 16/VIII/30. 


— 28 — 



33 “Diagnóstico de las afecciones bronco-pulmonares del niño 
por medio de la radiografía lipiodolada”. Congreso Médico 
del Centenario X/1930. 

34 “Las congestiones pulmonares en “nappe”. Córtico-pleuritis 
superficiales. (En col. con Zerbino). Soc. de Ped. IX/ 1931. 
Este trabajo muestra un estado clínico del pulmón agudo fre- 
cuente en el niño en el curso del sarampión, tos convulsa y es- 
tados gripales, caracterizado por un estertor fino, superficial, 
difuso ó sistematizado. 

35 “Laringitis agudas prolongadas”. (En col. con Emeric). Soc. 
de Ped. IX/1931. 

36 “La epidemia de sarampión”. (En col. con R. Berro) . Do- 
cumentación oficial del trabajo realizado por el Dr. Leunda 
en la “Encuesta sobre el sarampión” en la 7 ? Sección del De- 
partamento de Montevideo. Bol. del Consejo Nal. de Hig. 1931. 

37 “Síndromes de obstrucción respiratoria en el niño”. Confe- 
rencia pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la 
Clínica Infantil III/1931. 

38 “Laringitis flegmonosas primitivas”. (En col. con Emeric). 
Soc. de Ped. 1932. Arch. de Ped. del Urg. 1932. 

39 “Antivirusterapia en la difteria”. (En col. Prof. Claveaux). 
Soc. de Ped. 2/XI/1932. 

40 “Tuberculosis pulmonar ulcerosa. La cavidad tuberculosa en 
el niño”. Conferencia pronunciada en el Curso de Perfeccio- 
namiento de la Clínica Infantil. 8/III/1932. 

41 “La Difteria en el Uruguay”. (En col. Prof. Morquio). In- 
forme oficial a las Jor. Ped. del Río de la Plata de 1932. 

42 “Difteria grave, síndrome secundario y dilatación cardíaca”. 
Curación con medicación alcalina. (En col. con Emeric) . Soc. 
de Ped. 28/X/1933. 

Este trabajo mostró la importancia de la acidosis en las dif- 
terias tóxicas donde la reserva alcalina disminuida y el coe- 
ficiente cloroglobular, cloro plasmático aumentado, denun- 
cian la existencia de una acidosis real, no gaseosa. Las inves- 
tigaciones del C O 2 y del cloro fueron realizadas por el Prof. 
Varela Fuentes. La medicación alcalina contribuyó en for- 
ma muy especial, con la demás medicación aconsejada a la 
curación del enfermo. 

43 “Diagnóstico y tratamiento de la difteria actual”. Clase clí- 
nica dictada en Tacuarembó en el Congreso Médico del In- 
terior. Reunión Médica de Tacuarembó. 1933. 

44 “Interpretación de la R. de Schick”. (En col. con los Dres. 
Yannuzzi y Cantonnet) . Soc. de Ped. 21/VII/1933. 

45 “Nuestra Difteria”. Conf. pronunciada en el Curso de Per- 
feccionamiento de la Clin. Infan. III/1933. 

46 “Homenaje del Centro Antidiftérico del Uruguay a la me- 
moria del Prof. Roux. 1934. 


— 29 — 



47 “Reglamento técnico-administrativo del “Centro Anti-Diftéri- 
co”, presentado por su Director y aprobado por el Ministerio. 
1934. 

48 “Las Septicemias a estreptococus”. Versión taquigráfica to- 
mada por el Dr. Almeida Pintos, en la clase efectuada el 10 
de agosto de 1934, en el Anfiteatro del Hosp. P. Rossell fren- 
te al tribunal de la Facultad integrado por los Profesores: 
Morquio, Claveaux, Mussio Fournier y Carlos Brito Foresti, 
para obtener título de “Profesor Libre de Clínica de Enfer- 
medades Infecciosas de la Facultad de Medicina”. El Tribu- 
nal declaró: el Dr. Leunda ha demostrado conocimientos y 
aptitudes docentes suficientes para el desempeño de la Cá- 
tedra Libre de Clínica de Enfermedades Infecciosas”. 

49 “Tratamiento de las Afecciones respiratorias del Niño”. Conf. 
dictada en el Curso de Perfeccionamiento del Hosp. P. Vis- 
ca. 30/VII/1935. 

50 “Diagnóstico del crup”. (En col. con los Dres. O. Luzardo y 
Portu Pereyra. Soc. de Ped. 20/III/1936. 

51 “Diagnóstico de las Anginas Agudas”. Conf. pronunciada en 
el Curso de Perfeccionamiento de la Clin. Inf. 12/11/1936. 

52 “La Difteria Maligna”. Conf. pronunciada en la Clin. Inf. 
12/XII/1936. 

53 “Sobre Parálisis Diftéricas”. Conf. pronunciada en el Curso 
de Perfeccionamiento del Hosp. P. Visca dedicado al estu- 
dio de “Las enfermedades del Sistema Nervioso del Niño. 
IX/1937. 

En esta conferencia se dejó consignado un hecho fundamen- 
tal: las hipotonias, como manifestación fisio-patológica domi- 
nante, en las Parálisis Diftéricas del Niño. 

54 “Resultados prácticos de la Vacunación Antidiftérica”. (En 
col. con Raggio). Soc. de Ped. 16/IX/1938. 

55 “Les Paralysies Diphteriques”. Arch. Med. des enfant. Marz. 
1938. 

56 “La Difteria traqueo-brónquica”. Anal, de la Clin, e Ins. de 
Enf. Inf. T. I. Años 1938-1939. 

57 “La Difteria Maligna”. Anal, de la Clin, e Ins. de Enf. Inf. 
T. I. Años 1938-1939. 

58 ““Tratamiento de la Difteria”. Anal, de la Clin, e Ins. de Enf. 
Inf. T. I. 1938-1939. 

59 “Sobre los sindromes de obstrucción respiratoria”. Conferen- 
cia pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento del Hosp. 
P. Visca 18/XI/1938. 

60 “Estado actual de la vacunación antidiftérica”. Conferencia 
pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la Clínica 
Infantil 13/XII/1938. 

61 “La difteria y su profilaxis”. Bol. del Ins. Int. Am. de Prot. 
a la Infancia. 1939. 


— 30 — 



62 “Tratamiento de la Difteria”. Soc. de Ped. 15/IX/1939. 

63 “Lucha contra la Difteria en el Uruguay”. Versión taquigrá- 
fica de la éxposición hecha por el Dr. Leunda ante la Comi- 
sión de Instrucción Pública y Legislación Social de la Cámara 
de Senadores. 1939. 

64 “Lucha anti diftérica”. Cartilla de divulgación clínica tera- 
péutica y profiláctica redactada por el Director del Centro 
Antidiftérico, en cuatro carillas, para los Médicos del Uruguay. 

65 “Las anginas agudas”. Clase en el curso para post graduados 
Ins. de Enf. Inf. 6/V/1939. 

66 “Formas clínicas de la difteria”. Clase del curso para post 
graduados. Ins. de Enf. Inf. 13/V/1939. 

67 “Escarlatina y eritemas escarlatinosos”. Clase del curso para 
post graduados del Ins. de Enf. Inf. 20/V/1939. 

68 “Sarampión y eritemas morbilosos”. Clase del curso para post 
graduados del Ins. de Enf. Inf. 10/VI/1939. 

69 “Las enfermedades rubeólicas”. Clase del curso para post 
graduados del Ins. de Enf. Inf. 17/VII/1939. 

70 “La difteria extensiva, respiratoria”. Clase del curso para post 
graduados del Ins. de Enf. Inf. 29/VII/1939. 

71 “Estudio clínico de la angina diftérica”. Complicaciones y 
diagnóstico. “Mise au point” sobre la Difteria, auspiciado por 
el Sindicato Médico del Uruguay. Acción Sindical XI/1939. 

72 “Tratamiento de la Difteria”. Conferencia pronunciada en el 
Curso de Perfeccionamiento del Hosp. P. Visca dedicado a la 
“Terapéutica del niño”. 14/VII/1939. 

73 “Las oclusiones respiratorias agudas del niño”. Conferencia 
pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la Clínica 
Infantil. 13/XII/1939. 

74 “La difteria maligna”. Conferencia pronunciada en la Cáte- 
dra Argentina del Prof. M. Acuña. 1939. 

75 “La difteria traqueo-brónquica”. Conferencia pronunciada en 
la Cátedra Argentina del Prof. Cibils Aguirre. 1939. 

76 “La Vacunación Antidiftérica”. Conferencia pronunciada en 
la Soc. Argentina de Pediatría. 1939. 

77 “La Difteria en el lactante”. Conferencia pronunciada en el 
Instituto Argentino de Puericultura. 1939. 

78 “El Corazón Diftérico”. (En col. con Duomarco). Trabajo 
presentado en las Jor. Pediátricas del Río de la Plata IV/1940. 

79 “Las Septicemias en Clínica Médica”. Curso sobre las Septi- 
cemias auspiciado por el Sindicato Médico. Las Septicemias: 
Patología General y Etiología: Prof. Claveaux. Las Septice- 
mias en clínica médica: Prof. Leunda; Las Septicemias en 
clínica quirúrgica: Prof. Nario. Las Septicemias en gineco- 
logía y obstetricia: Prof. García de San Martín. Terapéutica 
de las Septicemias: Prof. Rossello. Número científico de Ac- 
ción Sindical IX/ 1940. 


31 — 



80 “Sobre la conservación de la salud”. El Reservista 1940. 

81 “La Higiene del Niño”. “El Niño” Revista Social para las 

madres. 1940. • 

82 “El Riñón en las Enfermedades Infecto Contagiosas”. Confe- 
rencia pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento del 
Hosp. P. Visca dedicada “Al Estudio del Riñón en el Niño”. 
25/XI/1940. 

83 “Las Enfermedades a Virus”. Conferencia pronunciada en el 
Curso de Perfeccionamiento del Inst. de Enf. Inf. 17/XII/1940. 

84 “Los Virus Encefálicos”. Conferencia pronunciada en el Cur- 
so de Perfeccionamiento de la Clínica Infantil 12/XII/1940. 

85 “Las Estreptococemias”. Conferencia pronunciada en el Cur- 
so de Perfeccionamiento en el Ins. de Enf. Inf. 5/XH/1940. 

86 “La Lucha contra la Difteria en el Uruguay”. Informe eleva- 
do por el Director del Centro Antidiftérico al H. Senado so- 
bre la intensificación de la lucha contra la difteria en el Uru- 
guay en el primer año a raíz de la Promulgación de la Ley 
del 11. Vil de 1939 que destinó la cantidad de $ 50.000 y 
le confió La Lucha Contra La Difteria en todo el País, al Dr. 
Leunda. Arch. de Ped. del Urg. 1939. 

87 “La Tuberculosis Hematógena”. Conferencia pronunciada en 
el Curso de Perfeccionamiento del Hosp. P. Visca dedicada a 
la “Tuberculosis del Niño” 4/X/1941. 

88 “Generalidades sobre Virus Filtrables y Enfermedades a Vi- 
rus”. Conferencia pronunciada en el 3er. Congreso Médico del 
Este (Meló) 20/XII/1941. 

89 “Formas Clínicas de la Mononucleosis Infecciosa”. (En col 
con Canzani) . Conferencia pronunciada en el In. de Enf. Inf. 
En el Curso dedicado al estudio de “La Mononucleosis Infec- 
ciosa”. X/1941. 

90 “Mononucleosis Infecciosa y Difteria Maligna”. (En col. con 
Salveraglio) . Conf. pronunciada en el Ins. de Enf. Inf. en 
el Curso dedicado al estudio de “La Mononucleosis Infeccio- 
sa”. X/1941. 

91 “La Infección Tuberculosa Asociada a la Infección Sarampio- 
nosa”. (En col. con Panizza y Raggio). Soc. de Ped. ll/X/1942. 

92 “Angina Gangrenosa Monocítica Mortal”. (En col. con Pa- 
nizza) . Soc. de Ped. 21/VIII/1942. 

93 “Formas Graves de la Angina Monocítica”. (En col. con P. 
Regules) . Anal, de Otorrino. T. XII/1942. 

94 “La Rinitis de la Mononucleosis Infecciosa en el Lactante. 
(En col. con Raggio y Panizza). Soc. de Ped. 18/IX/1942. 
Es la primera descripción que se encuentra en la bibliogra- 
fía sobre estas formas prolongadas y aparentemente primi- 
tivas de la Rinitis del Lactante en el curso de la Mononu- 
cleosis. 


— 32 — 



95 “Angina Hemorrágica Monocítica”. Conf. del Ins. de Enf. 
Inf. 8/VIII/1942. 

96 “Síndromes Atelectásicos en la Difteria Brónquica”. (En col. 
con García Capurro). Conf. pronunciada en el Curso de Per- 
feccionamiento del Ins. de Enf. Inf. 19/IX/1942. 

97 “Sobre Parálisis Diftéricas”. (En col. con Soriano y Rivero 
Arrarte) . 1er. Congreso Nacional sobre Enf. Endemo-Epidé- 
micas. Buenos Aires 1942. 

En este trabajo, se reafirmó el concepto de lo expresado so- 
bre las parálisis diftéricas en la conferencia del Hosp. P. Vis- 
ca. 1937. Como conclusión expresábamos en el Congreso de 
Buenos Aires: Pensamos que es muy posible, que en un fu- 
turo no muy lejano no se hable más de las parálisis diftéricas 
en el niño, sino de las hipo-tonias diftéricas infantiles. 

98 “Post-operatorio en los Tráqueotomizados Laríngeos”. Ins. de 
Enf. Inf. VII/1942. 

99 “Síndrome Clínico del Bloqueo en la Difteria Tóxica”. (En 
col. con Duomarco). Conf. en el Ins. de Enf. Inf. VII/1942. 
ler. Congreso Nacional sobre Enfer. Endemo-Epidémica. Bue- 
nos Aires. XI/1942. 

Este trabajo clínico es fundamental. En él se establece que 
en todo diftérico grave o maligno que presente del 6 al 15 
días de evolución un Síndrome Clínico a base de: 1°) Bradi- 
cardia absoluta o relativa; 2®) Ritmo a tres o cuatro tiem- 
pos; y 3 9 ) Cuadro Tóxico. “Síndrome Clínico del Bloqueo” 
de Leunda y Duomarco, esta clínica corresponde a graves al- 
teraciones eléctro-cardiográficas. 

100 “Los Problemas de la Encéfalomielitis Equina”. Conf. pronun- 
ciada en el Curso de Perfeccionamiento del Ins. de Enf. Inf. 
17/X/1942. 

101 “Ei Circulatorio en las Enfermedades Infecto-Contagiosas de 
la Infancia”. Conf. pronunciada en el Curso de Perfecciona- 
miento de la Clic. Inf. 9/XII/1942. 

102 “Necesidades de la Asistencia del Lactante Infecto Contagio- 
so”. (En col. con los Dres. Peluffo-Raggio y Panizza). Arch. 
de Ped. 1943. 

103 “Etiología de la Poliomielitis”. El Virus. Conf. pronuncia- 
da en el Curso de Perfeccionamiento de la Clin. Infantil. 
14/XII/1943. Anal, del Ins. de Enf. Inf. 1945. 

104 “Localizaciones Cardio-Vasculares en las Infecciones”. Conf. 
pronunciada en el Ins. de Enf. Inf. 2/X/1943. 

105 “Sobre la Epidemia de Fiebre Tifoidea. 1943-1944”. Informe 
presentado a la Soc. de Ped. en la sesión dedicada al estudio 
de la “Fiebre Tifoidea en el Niño”. 28/IV/1944, 

106 “Epidemiología de la Viruela y de la Varicela”. Ins. de Enf. 
Inf. 13/VIII/1944. 


— 33 — 



107 “Estafilococias en el Niño”. Conf. pronunciada en la Clin. In- 
fantil en el Curso de Perfeccionamiento. 20/XII/1944. 

108 “Epidemiología del Sarampión y la Rubéola”. Conf. de Per- 
feccionamiento del Ins. de Enf. Inf. 19/VIII/1944. 

109 “Epidemiología de la Difteria”. Conf. en el Curso de Perfec- 
cionamiento del Ins. de Enf. Inf. 24/VI/1944. 

110 “Sobre la Intensificación de la Lucha contra la Difteria en el 
Uruguay”. Informe presentado a la Soc. de Ped. 6/VII/1945. 
Arch. de Ped. del Urg. IX/1945. 

111 “Eipdemiología y Profilaxis de Nuestra Difteria”. Curso de 
Perfeccionamiento de la Clin. Inf. 22/XI/1945. 

112 “La Influenza, concepto actual”. Conferencia pronunciada en 
el Curso de Perfeccionamiento del Ins. Enf. Inf. 6/X/1945. 

113 “Concepto Clínico de las Enfermedades Variólicas”. “La Va- 
cunación Antivariólica”. Soc. de Ped. 23/VIII/1945. 

114 “Alteraciones Cutáneo-Mucosas en las Leucemias”. Conf. pro- 
nunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la Clin, del 
Prof. Piaggio Blanco dedicado a las “Enfermedades de la 
Sangre”. 1946. 

115 “Alteraciones Buco-Faríngeas en las Hemopatías”. Curso de 
Perfeccionamiento del Ins. de Enf. Inf. 31/X/1946. 

116 “Complicaciones Circulatorias en la Difteria”. Conf. pronun- 
ciada en la Clin. Inf. de Córdoba del Prof. Valdés. 1946. 

117 “La Infección Urleana”. Conferencia pronunciada en la Cáte- 
dra de Epidemiología de Córdoba Prof. Villafaña Lastra. 1946. 

118 “La Angina Monocítica”. Conf. pronunciada en la Cátedra 
de Otorrinolaringología de Córdoba Prof. A. Sosa. 1946. 

119 “Profilaxis de la Difteria”. Conf. pronunciada en la Soc. de 
Pediatría de Córdoba. 1946. 

120 “Tratamiento de las Obstrucciones Respiratorias en el Niño”. 
Conf. pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la 
Clin. Inf. 26/XI/1946. 

121 “La Parotiditis Epidémica”. Conf. pronunciada en el Curso 
de Perfeccionamiento del Ins. de Cirugía para post-graduados : 
Prof. Blanco Acevedo. 3/IX/1946. 

122 “Alteraciones Mucosas en las Leucemias”. (En col. con Can- 
zani). Conf. del Curso de Perfeccionamiento del Ins. de Enf. 
Inf. 30/XI/1946. 

123 “La Infección Urleana. Las Encefalitis”. Conf. del Ins. de Enf. 
Inf. 9/XI/1946. 

124 “Clasificación de las Enfermedades a Virus”. Conf. pronun- 
ciada en el 2® Congreso de Enf. End. Epid. de Buenos Aires. 
6/XII/1947. 

125 “Profilaxis de la Difteria”. Disertación radial. Cátedra de Hi- 
giene de la Facultad de Medicina. “La Semana de la Higie- 
ne”. 10/XI/1947. 

126 “Las Enfermedades Variólicas y la Vacunación”. Conf. pro- 


— 34 -■ 



nunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la Clin. Pe- 
diátrica. 6/XII/1947. 

127 “Panorama Epidemiológico de Nuestra Difteria”. Anál. de la 
Clin, de Enf. Inf. T. III/1948. 

128 “Las Obstrucciones Respiratorias en el Niño”. Anal, de la 
Clin, de Enf. Inf. T. III/1948. 

129 “La Infección Urleana”. Anal, de la Clin, de Enf. Inf. T. 
III/1948. 

130 “Los Virus Respiratorios”. Conf. pronunciada en el Curso de 
Perfeccionamiento del Ins. de Enf. Inf. 7/XII/1949. 

131 “Las Anginas Agudas: Clasificación y Diagnóstico”. Curso de 
Perfeccionamiento del Inst. de Enf. Inf. 8/X/1949. 

132 “Las Neumonías Atípicas Primitivas Virósicas”. Curso de Per- 
feccionamiento del Inst. de Enf. Inf. 24/XI/1950. 

133 “Curso para post-graduados sobre las Enfermedades Infecto- 
Contagiosas”. Inst. de Enf. Inf. Se trataron diez y nueve te- 
mas donde el Director y el Sub Director tuvieron la mayor 
parte de las clases. 2® Semestre de 1950. 

134 “Consideraciones Generales sobre las Enfermedades a Virus”. 
Clase en la Cátedra de Patología Médica del Prof. Herrera 
Ramos. 1950. 

135 “Estudio Clínico de las Enfermedades a Virus”. Clase en la 
Cátedra de Patología Médica del Prof. Herrera Ramos. 1950. 

136 “La Difteria en el Uruguay”. “Stand” con historia cronológica 
de la difteria en el Uruguay y monografías del Centro Anti- 
diftérico sobre Nuestra Difteria en el Congreso Pediátrico de 
Montevideo. 1951. 

137 “Profilaxis de las Enfermedades Infecciosas”. Prof. de Semi- 
nario de trabajo en el Ins. Inter. Amer. de Protección a la 
Infancia. 1951. 

138 “La Tesis del Maestro Morquio sobre el Tratamiento de la 
Fiebre Tifoidea”. Conf. pronunciada en el Anfiteatro de la 
Clin. Ped. en conmemoración del 85® aniversario del naci- 
miento del Maestro. 24/IX/1952. Anal, de Ped del Urug. 
III/1953. 

139 “Las Anginas Hemopáticas”. Conf. pronunciada en el Congre- 
so de Otorrinolaringología Argentino, como Invitado de Ho- 
nor. X/1952. 

140 “Bacteriostáticos y Antibióticos”. Aplicaciones Clínicas. Conf. 
de la Clin. Inf. 3/XII/1952. 

141 “La Infección Virósica. Fisio-patológica e Histo-patología de 
la Infección”. Clase dictada en la Cátedra de Patología Mé- 
dica del Prof. Herrera Ramos 10/VI/1952. 

142 “Los Virus Respiratorios”. Clase dictada en la Cátedra de Pa- 
tología Médica del Prof. Herrera Ramos. 17/VI/1952. 

143 “Las Alteraciones Buco-faríngeas en las Hemopatías”. Conf. 


— 35 — 



pronunciada en el Curso de Perfeccionamiento de la Clin. Ped. 
18/XII/1953. 

144 “La Infección Tetánica”. Clase dictada en la Clin. Médica del 
Prof. Purriel. 1955. 

145 “Los Anti-Bióticos”. Indicaciones Clínicas. Clase dictada en 
la Clin. Quirúrgica del Prof. Stajano. 1955. 


36 



CUMPLIENDO CON LO RESUELTO POR EL CONSEJO DE LA 
FACULTAD HAGO UN COMENTARIO FINAL SOBRE LOS 
CINCO TRABAJOS, QUE VINCULADOS A LA CLINICA DE 
LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS, CONSIDERO MAS IM- 
PORTANTES: 

1?) LOS TRABAJOS SOBRE DIFTERIA. 

La suerte de haber podido centralizar casi todos los enfermos 
de difteria en nuestros Servicios, nos ha proporcionado un 
enorme material. Sólo en el Centro Antidiftérico desde 1932 
a 1950 atendimos 23 . 826 enfermos bien identificados, sin 
contar a los adultos del Instituto de Enfermedades Infecciosas 
y los otros enfermos que asistimos en la ciudad. 

Este enorme material clínico nos ha permitido estudiar la 
difteria en todos sus aspectos: etiológicos y biológicos; clí- 
nicos, terapéuticos y profilácticos. 

No es dudoso que el que desee especializarse en difteria, 
encontrará en nuestras numerosas monografías, material 
abundante de preparación. 

En el Orden Etiológico el trabajo de “La difteria en el Uru- 
guay ” (col. con M. Rubino) 1929 — es una Memoria Ori- 
ginal, clínica y de investigación. Se estudia la clínica de la 
difteria maligna en relación con el poder toxicino de los ba- 
cilos aislados. S'e estudiaron 26 cepas sin contar las toxíninas 
del Rockefeller y del Pasteur: 7 cepas mataban con 0 eme. 010; 
13 con Ocmc. 020 y 7 Ocmc. 050, lo que revelaban un elevado 
poder toxínico para la difteria en el Uruguay. Se encontra- 
ron cepas con una virulencia tan grande, como los tipos más 
toxínicos del Pasteur y del Rockefeller. 

No se encontró ninguna relación absoluta, entre la maligni- 
dad clínica de la difteria y el poder toxínico de los gérmenes 
determinantes. Por el contrario, las cepas más virulentas co- 
respondieron a formas benignas. 

No se encontró en el estudio bacteriológico, ninguna asocia- 
ción microbiana que explicada la malignidad de la difteria 
tóxica, aunque las difterias graves, sobre todo en el adulto, 
pueden ser determinadas por la asociación estrepto-difteria. 
En el estudio morfológico de los gérmenes estudiados bioló- 


— 37 — 



gicamente, no se pudo encontrar en ningún caso, la variedad 
pura del Loeffler corto, como responsable de una difteria. 

En el Orden Clínico: tres hechos fundamentales nos perte- 
necen. 

1®) Las formas clínicas de la difteria: común, grave y maligna 
según nuestra clasificación de 1932. Por eso en nuestro tra- 
bajo sobre el “ESTUDIO CLINICO DE LA ANGINA DIFTE- 
RICA” que publicamos en “Acción Sindical” 1939 — decía- 
mos: “Queremos consignar en forma didáctica y amparados en 
la observación de 10.170 enfermos que hemos estudiado desde 
1932 al 38 en nuestro Servicio, que nuestra difteria actual 
puede ser clasificada en tres grandes tipos: l 3 * * * * * 9 ) difteria co- 
mún y benigna; 2°) difteria grave y 3®) difteria maligna. 

29) El corazón diftérico: dentro del grupo de las difterias 
tóxicas con alteraciones cardiológicas analizamos tres tipos 
clínicos: a) los que presentan signos cardíacos menores: ta- 
quicardia, apagamiento de tonos, extra-sis toles; b) los que 
presentan algunos signos cardíacos mayores: bradicardia, rit- 
a tres o cuatro tiempos; c) los que presentan la clínica del 
“síndrome clínico del bloqueo cardíaco en la difteria tó- 
xica” de Leunda y Duomarco. I 9 ) bradicardia absoluta o re- 
lativa; 2 9 ) ritmo a tres o cuatro tiempos; 3 9 ) cuadro tóxico. 
Como conclusión del estudio clínico y electrocardiográfico del 
corazón diftérico expresamos: l 9 ) que el sindrome clínico 
del bloqueo que hemos descripto en la difteria tóxica se 
acompaña en todos los casos de graves alteraciones electro- 
cardiográficas; 2 9 ) que en los casos estudiados, una frecuen- 
ventricular por debajo de 80 significa en la mayoría de los 
casos, la existencia de un bloqueo aurículo-ventricular com- 
pleto; 3 9 ) que en el ritmo a tres o cuatro tiempos, que carac- 
teriza a este sindrome clínico de la difteria tóxica, del 6 al 
15 días, se debe con toda probabilidad al asicronismo ventri- 
cular que resulta del bloqueo intra ventricular, o a la pro- 
longación de la conducción aurículo-ventricular, ya que una, 
otra, o ambas alteraciones, fueron encontradas en el total de 
las observaciones. “El corazón diftérico” (en colaboración Duo- 
marco) Jornadas Pediátricas Río Platenses. IV/1940. Arch. 
de Pediatría, 1940. 

3 9 ) “La difteria extensiva tráqueo - brónquica: Síndrome 

Clínco Radiológico de Leunda y García Capurro. a) Sin- 

drome Clínico: l 9 ) sindrome de obtsrucción respiratorio fun- 

cional discreto; 2 9 ) cuadro tóxico; 3 9 ) cianosis; 4 9 ) diagnós- 

tico etiológico de difteria ( rino-f aríngea ) . Síndrome Radioló- 

gico : visualización anormalmente nítida de la sombra trá- 

queo-brónquica ; imágenes nodulares o sombras características 


38 — 



del síndrome radiológico atelectásico de Holzkneichtz y Ja- 
cobson. Además, imágenes Hiliales características: Hilitis dif- 
térica. 

El síndrome clínico radiológico de la difteria tráqueo brón- 
quica, bien analizado, permite identificar este tipo extensivo 
de difteria respiratoria ya que su diagnóstico ha sido confir- 
mado siempre, o por la broncoscopía o por la anatomía pato- 
lógica. Soc. de Ped. 17/III/1939. Anal, de la Clin, de Enf. Inf. 
1939. Leunda y García Capurro. 

En el Orden Inmunológico : Trabajo de investigación inmu- 
nológica. En una monografía que presentamos “Epidemiolo- 
gía y Profilaxis de nuestra Difteria” — 1945 — mostramos la 
gran receptividad de nuestro pueblo a la difteria. El grado 
de receptividad o de inmunidad frente a esta enfermedad pue- 
e estudiarse o por el test biológico del Schick, o por la do- 
sificación de las antitoxinas en los sueros. En el estudio que 
efectuamos en nuestro medio con la reacción de Schick, en 
14.099 personas de diferentes edades, se mostró la gran recep- 
tividad de nuestro pueblo a la difteria, sobre todo cuando se 
le compara con las estadísticas americanas de Park y Zingher 
que daban para los 5, 6 y 10 años, cifras de 60, 50 y 30 % 
respectivamente de reacciones positivas, mientras que nues- 
tras estadísticas en esas mismas edades dan cifras de 96, 93 
y 87 °/o. Los americanos del norte mostraban a los 20 años, 
un 12,2 % de receptivos, mientras que nuestro pueblo señala 
para esa6 edades, 70 % de predispuestos. 

Estos hechos muestran la importancia capital de la Patología 
Regional. 

Cuando se hable entre nosotros de difteria o de R. de Schick, 
no es posible repetir mecánicamente los estudios y las esta- 
dísticas extranjeras: hay que hablar de nuestra inmunidad en 
difteria y de nuestra difteria. 

29) CONSTRUCCION DE UN INSTRUMENTAL PARA ESTUDIO BRON- 
COSCOPICO Y BRONCOGRAFICO LIPIODOLADO. 

Introductor y difusor en los Servicios hospitalarios del país, 
de la Broncografía Lipiodolada. Desarrollo de una técnica 
original, mediante la creación de un instrumental experimen- 
tal de fortuna, construido en Montevideo (1925 a 1930) y 
perfeccionado y estandardizado por Collin de París (1930) 
“Gazette Medícale de France” N 9 6 15/III/1930. “Presse Me- 
dícale” N9 22 15/III/1930. 

Lestocquoy (Médico interno del Hosp. Herold) escribió en 
“Gazette Médica de Francia” N® 6: “La technique d’injection 
transglottique de lipiodol de Leunda”: “Hasta ahora los mé- 
todos broncográficos lipiodolados exigían técnicas complica- 


— 39 — 



das de especialistas. Leunda de Montevideo (Soc. Ped. de Mon- 
tevide 1928 y Soc. Medicale des Hospiteau de Paris 1930) 
mostró la inyección intratraqueal por vía transglótica. Los 
distintos actos de este procedimiento han sido practicados por 
Leunda, con pleno éxito en el Servicio de Armand Delille en 
el Hosp. Herold.” 

La broncografía lipiodolada, es fundamental en clínica ya que 
es el único método que permite por objetivación radiográfi- 
ca, el estudio de la dinámica respiratoria bronco alveolar, y 
la visualización morfológica de la canalización brónquica, tra- 
duciendo en imágenes los estados patológicos que los afectan. 

39) LAS OBSTRUCCIONES RESPIRATORIAS DEL NIÑO. 

Creemos que se trata de un importante trabajo, de gran uti- 
lidad para todo aquel que quiera estudiar o enseñar, las obs- 
trucciones respiratorias agudas del niño. En esa monografía, 
se recuerda sucintamente la fisiología respiratoria, para expli- 
car la clínica funcional de los obstruidos, con criterio fisio- 
patológico. 

Para fundamentar clínicamente, la topografía de las obstruc- 
ciones, una vez conocido el sidrome funcional, se construyó 
un esquema (con fines docentes) del respiratorio en sus tres 
pisos (tomado el superior de Testut; el medio de Le Mee y 
el inferior de los libros americanos de Muller y de Haldane), 
que sirve para orientar el sitio topográfico de la obstrucción. 
Una vez que se conocen las alteraciones anátomo-clínicas de 
las diferentes regiones topografiadas que hemos mostrado — 
y guiados no por el concepto anatómico frío que nos dejaron 
los clásicos, sino por el concepto anátomo-clínico que nos en- 
seña la fisio-patología, tratamos de clasificar los diferentes 
síndromes obtsructivos, que en el orden etiológico, son más 
frecuentes en nuestro medio. 

La clasificación, en el cuadro tan objetivo que presentamos, 
no pretende ser perfecta. Creemos que es clara y aspira a ser 
útil, ya que el número crecido de enfermos que estudiamos 
en ese trabajo — 1.161 casos de obstruidos — nos obliga a in- 
tentar una clasificación sobre este tema y a consignar nues- 
tra experiencia. 

Después, se estudia en detalle con material clínico, en dife- 
rentes capítulos, las obstrucciones agudas prolongadas, en las 
diferentes etapas del proceso inflamatorio. Se muestra la fre- 
cuencia etiológica de las no diftéricas; el peligro de los cuer- 
pos extraños y se puntualiza como debe entenderse en clínica, 
el sindrome de “Tráqueo-bronquitis de Chevalier”. 

49) LOS VIRUS RESPIRATORIOS. 

El estudio de las Enfermedades a Virus es apasionante, por 
los problemas nuevos y complicados que presentan. En la 


— 40 — 



monografía que presentamos sobre Virus Respiratorios, ex- 
presábamos que dentro del escenario etiológico de las enfer- 
medades infecciosas, los virus ya tenían una jerarquía clínica, 
epidemiológica y social, superior a todas las otras enfermeda- 
des infecciosas de etiología bacteriana, micósica o parasitaria. 
En esa monografía mostramos un panorama general de las 
enfermedades a virus y las dificultades para clasificarlos clí- 
nicamente ya que para nuestra docencia, hemos modificado 
el primer cuadro (1940) cuatro veces y todavía tenemos la 
prudencia de llamarlo “ensayo de clasificación provisoria” 
para que se vean claras las dificultades que encierra la orde- 
nación de este capítulo y nuestra intención, sin más preten- 
siones que las de poder enseñar con orientación didáctica, la 
Clínica de las enfermedades determinadas por los virus. 
Enfocando el capítulo de los virus respiratorios, los definimos 
y luego estudiamos los tipos mejor conocidos: el resfrío co- 
mún (Common Coid); la influenza o grippe; la psittacosis; 
el grupo neumonitis y la neumonía atípica primitiva. 

En ese trabajo mostramos las dificultades serológicas en la 
identificación de los virus del “Common Col”; estudiamos los 
problemas de la grippe y sus complicaciones; mostramos el 
capítulo de la Psittacosis-Ornitosis ; los signos clínicos tan dis- 
cretos de la Neumonía Atípica Primitiva, contrastando con la 
exuberancia de las sombras radiográficas y la lesión histo- 
patológica característica de los virus respiratorios: las numo- 
nias intersticiales. 

En esa monografía se trata de explicar la fisio-patología de 
la infección virósica, que desde la rinofa-ringe invade en sus 
distintas etapas el retículo endotelio del pulmón neumónico 
intersticial, pasando en la etapa intermediaria por lo elemen- 
tos conjuntivo-vasculares del peri-bronquio y del hilio, para 
topografiarse electivamente en el retículo endotelio inter-al- 
veolar, en la etapa terminal de la neumonía intersticial. 

Son las diferentes etapas, fisio-patológicas de la infección vi- 
rósica respiratoria, las que determinan esa variabilidad de 
imágenes radiográficas, que sorprenden al clínico y que los ra- 
diólogos se esfuerzan en dar tipos radiológicos característicos 
y clasificar, cuando en realidad lo clínico, sería expresar de 
que las placas de los virus respiratorios, no son uniformes, 
pero que son diferentes en sus aspectos a todos los procesos 
corrientes que se sistematizan en el canalículo-alveolar. 

59) LAS ALTERACIONES BUCO-FARINGEAS EN LAS HEMOPATIAS. 

Esta monografía muestra lo que sostuvimos en la nota elevada 
al H. Consejo sobre la preparación polivalente que está obli- 
gado a tener el clínico de infecciosos. 

Para poder hacer este trabajo es necesario internarse en múl- 


— 41 — 



tiples especialidades. Como un internista: se debe saber bien 
el histiocitario ; conocer faringologia : se debe saber bien el 
capítulo de las anginas y debe todavía conocerse estomatolo- 
gía: las enfermedades de la boca. 

Se trata de un trabajo original, donde se demuestra por ra- 
zones embriológicas, histológicas, fisio-patológicas y clínicas, 
que la región de la boca, no puede ser separada en forma 
“tranchant” de la región de la garganta. 

El capítulo de la “Monocucleosis Infecciosa” que tanto lo he- 
mos vivido, por su forma dominante anginosa, presenta un 
material y una clínica, beneficiosa para toda persona que 
quiera ilustrarse sobre este capítulo. 

La agranulocitosis hoy se puede identificar bien en la clínica 
y en su pronóstico, gracias a la hematología y a la explora- 
ción intravital de la médula ósea. 

Su pronóstico antes grave, hoy ha cambiado como consecuen- 
cia de los antibióticos. 

En el capítulo de las laucemias y buco faringe mostramos la 
clínica tan demostrativa de la leucemia monocítica, en su sis- 
tematización gingival. 

Al final presentamos la terapéutica con los últimos medica- 
mentos pretendidos curadores de las leucemias donde expre- 
sábamos: “no obstante, a pesar de todos los tratamientos que 
tienden a combatir los sindromes anémicos y hemorrágicos, los 
sindromes infecciosos y agranulocíticos, los cuidados de orden 
general, higiénicos y dietéticos, a pesar de toda la medicación 
fisio-química, hormonal y antibiótica, pretendida más o me- 
nos específica curadora, es necesario confesar de que no hay 
hasta el momento presente ningún tratamiento específico cu- 
rador de las leucemias. Con todas las nuevas medicaciones 
que hemos detallado, no se logra tampoco como dicen los tra- 
tados, prolongar la vida, sino que se consigue más bien pro- 
longarles la agonía, a estos probres enfermos, señalados por 
el Destino”. 

JUAN JOSE LEUNDA 
Carapé 2225 
Montevideo 


— 42 — 



INDICE 


Nota presentada al H. Consejo de la Fac. como aspirante a la 


Cátedra 3 

TITULOS 7 


Nacionales — Extranjeros 


MERITOS 9 

Concursos — Cargos por designación fundada — Otros mé- 
ritos en funciones oficiales — Campañas Sanitarias — Cen- 
tros Profilácticos — Comisiones de Luchas Profilácticas — 
Disertaciones Radiales — Otros méritos en Funciones Ofi- 
ciales — Viajes de Estudio — Becas — Misiones Oficiales — 
Otras Distinciones Científicas Nacionales y Extranjeras. 

ACTUACION DOCENTE 17 

En la Facultad de Medicina — En el M. de Salud Pública 
— En otros organismos — Mesas Redondas — En el Extran- 
jero — Material Complementario de la Docencia. 

ACTIVIDADES EXPERIMENTALES Y DE INVESTIGACION 21 

JUICIOS SOBRE MI ACTUACION DOCENTE Y TECNICA 23 

Nacionales — Extranjeros 

TRABAJOS Y CONFERENCIAS 27 

Nacionales y en el Extranjero 

LOS CINCO TRABAJOS QUE CONSIDERO MAS IMPOR- . v 
T ANTES ....... 37 


— 43 — 




Impresora LIGU - Cerrito 740